La forma más sencilla de cuidar nuestra piel durante el baño

Siempre que nos bañamos buscamos eliminar cualquier rastro de suciedad e impurezas que se encuentre sobre nuestra piel. Esta suciedad se origina por distintos agentes externos e internos como el polvo, la contaminación del aire, los productos cosméticos, el sudor, la acumulación de células muertas y grasa que pueden causar en nosotros mal olor e incomodidad.

A pesar de que el baño es beneficioso para nuestra piel y nuestra salud la mayoría del tiempo, esta acción también puede contribuir al deterioro de nuestra piel y su resequedad, especialmente si esta limpieza suele ser excesiva, por el contrario bañarse de forma deficiente también puede causar irritaciones cutáneas gracias a la acumulación de impurezas residuales.

Por otro lado los productos cosméticos que utilicemos para nuestro aseo personal también pueden causar efectos contradictorios en nuestra piel, especialmente si poseen un pH muy elevado o si poseen ciertos componentes químicos que pueden causar alergias, especialmente para las personas con piel delicadas.

Como hidratar nuestra piel durante el baño

Cabe destacar que el jabón o gel de baño es el principal agente que causa resequedad en nuestra piel, sin embargo no es motivo de preocuparse debido a que actualmente existen muchos productos para la ducha, que no solamente ayudan a asear nuestra piel, sino que al mismo tiempo la hidratan, estos son denominados jabones dos en uno.

Existen muchos otros productos para durante la ducha que ayudan a hidratar nuestra piel como los acondicionadores corporales, los cuales solo debemos aplicar en nuestro cuerpo y retirarlo luego de unos minutos para que este pueda hacer efecto en nuestra piel. También es importante no bañarnos más de dos veces durante el día ya que perdemos la grasa natural de nuestra piel.

Algunos consejos para hidratar nuestra piel luego de la ducha

El mejor momento para tratar con nuestra piel reseca es justo después del baño ya que nuestra piel se encuentra completamente limpia y libre de impurezas, así cualquier producto que nos apliquemos actuará de mejor manera, existen muchas cremas y productos especializados para hidratarnos, sin embargo también podemos usar los siguientes productos naturales:

  • Aceite de coco, además de ser ideal para hidratar nuestra piel, también es bueno para protegernos de la luz solar
  • Aceite de oliva, además de darle un excelente toque a las ensaladas y ser beneficioso para nuestros huesos, posee altos niveles de escualeno que es un agente antioxidante y revitalizante.
  • Miel, que combinada con otros productos de origen natural es sumamente efectivo para nutrir nuestra piel, además de ser un excelente antibacteriano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *